Abogados conducción temeraria en Barcelona

> ¿Qué es?

> ¿Con qué penas se castiga?

> ¿Donde está regulado?

> ¿Cómo puedo defenderme?


​​


¿QUE ES?

Consiste en la conducción de un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas. Es decir, estaremos, ante este delito, cuando se cree peligro para el resto de los usuarios de la vía, como consecuencia de conducta imprudente del conductor, por incumplir señales de tráfico, un semáforo u otros.


¿CON QUE PENAS SE CASTIGA?

Este delito es castigado con las siguientes penas:

- Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

- Prisión de seis meses a dos años.


Asimismo, tendrá los siguientes efectos:

- Decomiso del vehículo por considerarse instrumento del delito, salvo que su valor no guarde proporción con la naturaleza o gravedad de la infracción penal, o se hayan satisfecho completamente las responsabilidades civiles, en cuyo caso el juez podrá no decretar el decomiso o decretarlo parcialmente.


En caso de que la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores tenga una duración de dos años o más, implicará la pérdida del carnet de conducir.


¿DONDE ESTA REGULADO?

Viene regulado en el art. 380 del Código Penal.


¿COMO PUEDO DEFENDERME?

Para la defensa de este tipo delictivo, hay que acudir a las circunstancias del caso con especial atención a las que aparezcan reflejadas en el propio atestado. Vemos algunas: Así, hay que tener en cuenta que el Código Penal establece que habrá conducción temeraria cuando ésta se produzca con altas tasas de alcohol y/o un exceso de velocidad superiores a los recogidos para el delito de “alcoholemia” y exceso de velocidad, es decir, más de 0,60 miligramos de alcohol en aire espirado y un exceso superior a 60 kilómetros hora en vías urbanas y 80 en vías interurbanas. Nos remitimos a lo dicho referente a estos dos titpos delictivos en el apartado correspondiente. No se produce este delito si no se ha puesto en peligro la vida o la integridad física de otra/s persona/s, a pesar de que dicha conducción haya quebrantado una o varias normas de circulación. Por lo tanto, la no acreditación de dicha circunstancia determinará la ausencia de responsabilidad penal del conductor.

Consúltanos tu caso sin compromiso

Este sitio está protegido por reCaPTCHA y aplican las Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

Si lo prefieres llámanos ahora al 931870389