Resuelve tus dudas con las consultas de otros conductores

Tengo una citación en el juzgado por una alcoholemia, ¿pasa algo si no me presento?

El juez de guardia tendrá dos opciones. Decretará la suspensión temporal y dictará una resolución denominada “requisitoria”, dando nuevo plazo para comparecer. En caso de que tampoco se presente el imputado en esta segunda citación, el juez declarará al reo “rebelde” y dictará orden de busca y captura para que sea traído a su presencia y poder continuar con el procedimiento.Sin embargo, el Juez de guardia, también puede hacer uso de la facultad que le confiere el art. 797.3 Lecrim y podrá convertir la orden de comparecencia en una orden detención en caso de incomparecencia, en cuyo caso los agentes podrían acudir al domicilio del imputado para proceder con su detención. 

Me han comentado que si pido un abogado de oficio me saldrán gratis sus servicios ¿como funciona?

Los Colegios de Abogados asignan un abogado de oficio a aquellas personas que no estén representados por uno cuando tengan obligación de ello. Sin embargo, solamente saldrán gratis sus servicios cuando el interesado cumpla con los requisitos para poder acogerse al beneficio de justicia gratuita, básicamente, que su renta anual no supere el doble el IPREM o Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, que para el año 2.018 es de 537,84 euros mensuales. Si no es el caso, el interesado gana más de deberá pagar al abogado de oficio los honorarios que éste le presente por sus servicios. > 

Si me niego a soplar, ¿Pueden imputarme un delito de alcoholemia?

Si. Y ello debido a que la prueba del etilómetro es solo uno de los medios de prueba con los que cuenta el Juez para decidir que un conductor conducía bajo los efectos del alcohol. Si no dispone de dicho medio de prueba, pero si dispone de otros, el juez puede juzgar y condenar por dicho delito. Los otros medios de prueba suelen ser el atestado judicial ratificado en el acto del juicio oral por los agentes que lo firmaron. El atestado debe ser ratificado en juicio por los agentes, de lo contrario tendrá el valor de mera denuncia, pero no de prueba.

Me imputan exceso de velocidad, pero no hay foto ¿Pueden condenarme?

No. En todo caso, cabría procesar al imputado por un delito de conducción temeraria si existiera algún otro elemento en el atestado que permitiera incardinarlo por dicha vía (derrapages en curvas, puesta en peligro de otros conductores o de peatones, comisión de infracciones de tráfico, etc). Pero no existiendo una prueba objetiva de que la velocidad era superior a 60km/hora en vías urbanas y 80 km/hora en interurbanas sobre la permitida no cabría el procesamiento por este delito concreto. En un delito por conducción bajo la influencia del alcohol el límite a partir del cual se considera delito es de 0,60 mg/litro en aire espirado.

¿Cual es el límite de consumo para el caso de un delito por conducir bajo la influencia de drogas?

No hay límite. A diferencia de lo que ocurre con el delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas (alcoholemia), basta con que se aprecie la existencia de dicha sustancia en el organismo del imputado, independientemente de proporción de la misma. Ahora bien, a diferencia de lo que ocurre cuando en un test de alcoholemia se arroja un resultado superior a 0,60 mg/litro de alcohol en aire espirado, deberá demostrarse que la ingesta de drogas afectó a la conducción. La toma de muestras se realiza mediante un bastoncillo que se impregna de la saliva del conductor y, si el conductor así lo pide, mediante un análisis de sangre que deberá pagar el propio conductor. He soplado las dos primeras veces en el alcoholímetro digital pero no he querido soplar en el etilómetro evidencial (el aparato que produce el ticket).

¿Me pueden condenar por negarme a soplar?

Efectivamente. La primera prueba con el alcoholímetro digital es meramente indiciaria y le sirve al agente para determinar si es necesario pasar la prueba del etilómetro o no. En caso de que así lo estime, es obligatorio pasar dicho prueba con el etilómetro evidencial (el aparato que produce el ticket) aunque ya se haya soplado dos veces en el alcoholímetro digital. Cuando me pararon para soplar me quitaron el carnet.

¿Tienen que devolvérme el carnet cuando me presente en el juzgado?

Los agentes actuantes tienen la facultad de retener el carnet de conducir como medida cautelar, en función de la peligrosidad de la conducta precedente del conductor. Ahora bien, dicha medida cautelar deberá ser confirmada o levantada por el Juez de guardia ante el cual se comparezca para declarar. El delito de conducir con un exceso de velocidad penalmente punible (80 km/hora en vías interurbanas o 60 km/hora en vías urbanas) recoge como pena, entre otras, la de prisión, pero yo no tengo antecedentes y nunca me he visto envuelto en una situación similar.

¿Tengo que ingresar en prisión si me condenan?

El Juez que dicte sentencia podrá acordar el beneficio de la suspensión de la pena de prisión en aquellos casos en que el condenado no tenga antecedentes. Si los tuviere, solo podrá acordarse su sustitución. En ambos casos, es necesario que se den el resto de requisitos que la ley recoge (brevemente, que la pena no exceda de dos años de duración y que se hayan satisfecho las responsabilidades civiles, si las hubiera) y que el Juez lo estime oportuno, ya que no está obligado a ello, es una facultad que tiene, no una obligación.

¿Necesito hacerles un poder para que me puedan representar en el juzgado?

No es necesario. La designa de abogado que le represente puede hacerse ante el propio Juzgado, sin necesidad de hacer poderes a tal efecto.

¿Funciona como atenuante en el caso de ser imputado por conducir bajo los efectos del alcohol?

Evidentemente no. El Código Penal es claro al establecer que dicho eximente / atenuante no se aplicará cuando dicha circunstancia sea inherente al delito.

¿Qué pasa si me coge la policía conduciendo tras haber perdido el carnet en un juicio anterior?

Dicha conducta es considerada delito, denominado quebrantamiento de condena, y está penado con multa de doce a veinticuatro meses, es decir, se establece un importe diario en función de la gravedad y de la capacidad económica del condenado y se multiplica por el número de días que recoja la condena. Si el conductor no tiene carnet, se le puede condenar igualmente, ya que el Código Penal no establece la retirada del carnet, que no es otra cosa que la consecuencia administrativa de la pena, sino que condena a la privación del derecho a conducir.

Consúltanos tu caso sin compromiso

Este sitio está protegido por reCaPTCHA y aplican las Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

Si lo prefieres llámanos ahora al 931870389