Defensa penal de delitos contra la seguridad vial

Protégete contratando nuestros servicios.


​Te representamos en juicio y asumimos tu defensa en un Juicio Rápido o Procedimiento Abreviado con causa en un delito contra la seguridad vial, entre los cuales los más habituales son los siguientes:


> Alcoholemia o conducción bajo los efectos del alcohol.


​Consiste en la conducción de un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas. En todo caso, se entenderá que el conductor circula bajo la influencia de bebidas alcohólicas cuando los resultados arrojados tras realizar la prueba de alcoholemia, sean superiores a 0,60 miligramos por litro de aire espirado. + INFO


> Negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica.


​Consiste en la negativa del conductor, requerido por un agente de la autoridad, a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. + INFO


> Exceso de velocidad penalmente punible.


​Consiste en la conducción de un vehículo de motor o de un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente. + INFO


> Conducir sin licencia o permiso.


​Consiste en la conducción de un vehículo de motor o ciclomotor en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida total de los puntos asignados legalmente, o bien tras haber sido privado cautelar o definitivamente del permiso o licencia por decisión judicial o sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción. +INFO


> Conducción temeraria.


​Consiste en la conducción de un vehículo a motor Info o un ciclomotor con temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas. Es decir, estaremos, ante este delito, cuando se cree peligro para el resto de los usuarios de la vía, como consecuencia de conducta imprudente del conductor, por incumplir señales de tráfico, un semáforo u otros. + INFO

  • Te asistimos desde el principio: tu declaración como investigado en el juzgado.​

​Suponiendo que te hayan entregado la citación para declarar en el momento en que ocurrieron los hechos -será lo más habitual- o que la haya recibido posteriormente, se encuentra en la fase inicial del proceso.


Lo más importante ahora es que te informes sobre qué opciones reales tienes de defensa, es decir, si es factible conseguir la absolución o si es preferible negociar con el fiscal.


No te preocupes, nosotros hemos llevado muchos casos como el tuyo. Estudiaremos el atestado y resto de la información así como sus circunstancias personales y te diremos cual es su mejor defensa.


 


  • Si ya has declarado: pediremos el archivo o presentaremos tu escrito de defensa.​

​Una vez realizada la declaración, continúa la instrucción del procedimiento penal, lo que significa que el juez seguirá tomando declaración a aquellas otras personas que hayan estado involucrado en los hechos. Lo más habitual en este tipo de delitos es que además de la declaración del imputado, se cite a declarar a los agentes que redactaron y firmaron el atestado, así como a aquellos que te practicaron la prueba, en los casos de alcoholemia o negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica o drogas.


Además pueden haber testigos y compañías de seguros para el caso de que además del ilícito penal se hayan producido daños a terceros.


Es en este momento, una vez practicadas las diligencias y antes del Auto de continuación cuando pediremos el archivo de la causa en el caso de que haya motivos que lo justifiquen. En caso contrario, presentaremos un escrito de defensa que nos garantice un juicio con todas la garantías.


 


  • En caso de que ya tengas fecha para el juicio: te diremos cual es tu mejor defensa y preparemos el juicio contigo.

​Si ya tienes fecha de juicio, habrás dejado atrás la fase de instrucción y te encontrarás en la fase de juicio oral.


En este momento es importante tener muy claro en qué se basará la defensa así como prepararte para que hagas una declaración coherente y que no te perjudique. Debes decir la verdad, pero nada más que la verdad. A veces esto puede parecer complicado si no está acostumbrad@ a ir a los juzgados.


También comentaremos contigo las preguntas que pensamos realizar al resto de los intervinientes para asegurarnos de que cubrimos todos los aspectos que puedan ser relevantes.


El día del juicio asistirás a la Sala sabiendo perfectamente lo que te vas a encontrar y con la tranquilidad de contar con la mejor defensa.

Llámanos ahora al 931870389